La fresadora portátil es una máquina rotativa, la cual utiliza una fresa con la que tallamos la madera. Hay diferentes tipos de fresa según el tallado que necesitemos realizar. Por lo cual, esta herramienta nos permite rebajar y dar la forma que queramos a nuestros proyectos. De manera que, podemos perfilar la madera dándole infinidad de formas y terminaciones.

Dependiendo que fresa utilicemos podemos tallar ranuras cantos y perfiles. Con éstas fresas se pueden hacer rebajes, molduras o encastres en muebles, aberturas, artesanías y cartelería. En consecuencia, la fresadora portátil resulta una herramienta portátil muy útil para todo carpintero, artesano o aficionado. Podemos ver a continuación algunas de las tantas fresas y modelos que podemos conseguir. Debemos elegir la fresa según el tipo de trabajo que necesitemos realizar. Hay una amplia gama de fresas para elegir.

Como podrá verse, algunos de los trabajos que se pueden realizar con la fresadora portátil o router son: Fresado de ranuras rectas, ranuras en círculo, redondeado cóncavo o convexo de bordes, molduras para encastre y construcción de muebles, artesanías de diversas formas y tallado de letras en cartelería. Por lo tanto, todo dependerá de nuestra imaginación.

En ocasiones , será indispensable elaborar diferentes dispositivos para adaptar nuestra fresadora portátil y realizar una tarea en particular. La elaboración de dichos dispositivos dependen en gran medida de las dimensiones de la fresadora portátil que tengamos y del tipo de trabajo que queramos realizar. Esto es válido para el caso de pantografos caseros y plantillas para letras en cartelería y elaboración de ranuras, copiado de formas con plantillas o al momento de trazar ranuras o cavidades con precisión.

Durante el manejo de ésta herramienta eléctrica no debemos olvidar el uso de elementos de protección personal.



0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *